lunes, 23 de junio de 2014

Observación de una fulguración solar

      Hola, casi coincidiendo con el solsticio de verano y el Día Internacional de la Observación Solar, aprovecho para comentaros la observación que hice de una fulguración solar el pasado día 11.

   Antes de nada, ¿qué es una fulguración? Como ya sabreis, las fulguraciones (hay quien también las llama erupciones, flares en inglés) se producen en las regiones activas del Sol generalmente al reconectarse las líneas del campo magnético. Los electrones son acelerados a altísimas velocidades y al interaccionar con el plasma del medio se libera una gran cantidad de energía que genera la explosión que observamos.

     Volviendo al día 11, una vez que terminé de observar el sol en luz blanca como cada día, me puse con el Halfa. Me llamó la atención la poca actividad cromosférica (protuberancias) en comparación con la del visible, con la presencia de varios grupos importantes de manchas.



     Al fijarme un poco más me llamó también la atención, una playa brillante en torno al grupo 12087, recién salido por el SE solar. En Halfa las playas son regiones más brillantes, equivalentes a las fáculas en el visible. Pues bien, al observarla más detenidamente, me di cuenta de que era más brillante de lo habitual, se trataba realmente de una fulguración. Estuve observando el fenómeno durante un cuarto de hora y pude apreciar cambios de intensidad (parecía "fosforescente", un amarillo-anaranjado muy brillante, casi blanco) y de forma (llegué a apreciar estructuras filamentosas) aunque no lo pude fotografiar. En la siguiente imagen de Jose Cabello que he encontrado en el foro de la asociación Hubble se ve algo muy parecido a lo que os estoy contando.


     Las fulguraciones son prácticamente imposibles de ver en el visible (yo no he conseguido ver ninguna y llevo ya muchos años observando) pero son relativamente sencillas de ver en Halfa. Son fenómenos rápidos que suelen durar unos minutos. Se clasifican, en orden creciente de energía, en los tipos: A, B, C, M y X y a su vez en subtipos de 1 a 9. Las más energéticas (algunas M y sobretodo las X) sólo se dan durante los máximos solares y pueden llegar a interaccionar con el campo magnético terrestre ocasionando distintos problemas en las comunciaciones según sea su energía.

    Una vez acabada la observación lo primero que hice fue intentar confirmar la fulguración. Javier Ruíz me mandó rápidamente la gŕafica en rayos X de GOES y se pudo comprobar que hubo una fulguración M3 cuyo pico se produjo a las 8:03 TU, ¡¡hora de mi observación!!


     Como se ve en la gráfica, se puede decir que tuve mala suerte, porque sólo una hora después se produjo una fulguración X1, de las más potentes. Estos días ha habido muchos "petardazos" originados todos ellos por el mismo grupo 12087.

   Estoy muy contento porque aunque antes ya había visto varias fulguraciones, esta es la primera que puedo confirmar y clasificar casi en tiempo real, lo cual me ha parecido muy gratificante. ¡Os animo a todos a observar el sol, que no deja de sorprendernos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada